Hoy se realizará lectura de sentencia del caso Carmen Montiel

Las audiencias se iniciaron el pasado martes 15 de enero en el Tribunal Oral en lo Penal de Coyhaique.

A dos semanas de haber iniciado el juicio oral del caso Carmen Montiel, ambas partes han presentado sus testigos y pruebas, las cuales buscan mostrar la autoría en este macabro hecho acontecido el año 2012 en el sector sur de la ciudad de Puerto Aysén, por parte de la fiscalía, que a la fecha tiene un imputado, el cual está siendo defendido por el abogado particular Fernando Acuña, quien por su parte busca demostrar la inocencia de Jaime Álvarez Chávez.

“Hemos tenido una discusión de bastante importancia que no resulta ser concordante. Claramente la fiscalía es de la opinión que el imputado es el responsable y esta defensa sostiene y sostendrá siempre su inocencia. Creemos que las pruebas hasta el momento nos favorecen y que no es posible hasta el minuto romper la presunción de inocencia, ni generar ningún tipo convicción de que haya sido el imputado el autor de este homicidio”.

Desde el Ministerio Público han calificado este caso como uno de los más complejos que ha tenido la reforma procesal penal, dado que los hechos ocurrieron en el mes de julio del año 2012, oportunidad donde la víctima de 46 años fue encontrada al interior de su vivienda, sin vida y sin rastro de haber sido forzada la puerta de acceso. Luego de 6 años, el 3 de julio del 2018, se logró la detención del único imputado de este caso, Álvarez Chávez, ex pareja de Carmen Montiel, oportunidad donde la fiscalía reunió los antecedentes para dar continuidad a este caso.

En el inicio de estas audiencias, Luis Contreras Alfaro, fiscal que lleva adelante esta investigación, se refirió al fundamento de las pruebas que se presentaron para esclarecer este macabro femicidio, ocurrido en la ciudad de Puerto Aysén.

“La libertad de prueba que existe en el sistema procesal penal implica que no existe una prueba que tenga más valor que otra, por lo tanto, la prueba indiciaria tiene el mismo valor que una prueba directa. En casos en los cuales la víctima y los imputados son los únicos que están presentes en el momento y lugar donde ocurre un hecho, como es el caso de un femicidio o en el caso de los delitos sexuales, no se puede, desde el punto de vista lógico, pedir mayores pruebas, que aquellas que se derivan de la propia naturaleza del ilícito. Es por eso que evidentemente en casos como estos, la construcción de la prueba se basa en indicios o a partir de hechos que se refieren a presunciones de hechos que ya están insertos en la causa”.

Finalmente, al inicio de este juicio oral el pasado 15 de enero, desde la Fiscalía Regional de Aysén señalaron que esperan que el tribunal entregue la máxima pena, que va desde los 15 años y un día hasta el presidio perpetuo en su grado máximo. Lo que se conocerá en esta sesión, que se realizará este 30 de enero, será si se decreta la culpabilidad o no del acusado en el femicidio de Carmen Montiel.

Related posts

Leave a Comment