Miremos lo nuestro

Sí, somos una región inmensa y pequeña a la vez. Inmensa en territorio, pequeña en cuanto a cantidad de población; es así que en nuestra capital, más de 70 mil personas no hay, algo que dista mucho de las otras ciudades del país donde no solo el gran número de personas es característica, sino que también sus mall, cines, lugares para pasear, algo que siempre es debate entre ayseninos; sin embargo, es importante resaltar que somos una región con grandiosas personas, talentosas en diversas materias, que con orgullo no se representan solas, sino que exponen sus logros en nombre de cada uno de los habitantes de Aysén, algo que ciertamente no es tan valorado como se debería, y por otro lado, no es tan explotado –en el buen sentido de la palabra- en otros, quienes van por el mismo camino y muchas veces no encuentran esa palmadita en la espalda para continuar por el sendero que los llevará lejos, desde aquí.

Con esta pequeña introducción, queremos destacar a cada niño, joven, adulto, amateur y profesional, de escuela y/o autodidacta, que en disciplinas deportivas, en el arte, en la educación, ciencias y más, deja bien en alto el nombre de nuestra región. Esto con motivo de que no olvidemos que somos un territorio especial, extremo y que con sus contra, también aparecen los pro, aquellos que convierten en único a este lugar, el que aburre a muchos quienes viven aquí, pero encanta y maravilla al foráneo, pues es capaz de ver los otros lados especiales y únicos que pueden tener nuestras comunas. Por nuestra parte, no queremos olvidar a quienes nos representan sin el ánimo de conseguir poder, sin el ánimo de conseguir dinero, sino, mostrando el impulso sencillo y a la vez extremo de escuchar su origen a través del reconocimiento por sus esfuerzos. Faltaría un listado para homenajear a quienes sí se enorgullecen de su origen patagón y trabajan por enaltecer el nombre de su región, quienes tras largo trabajo, muchas veces silencioso, no encuentran el apoyo que deberían merecer, pero que a pesar de los obstáculos, se proponen lograr llegar a la meta, producto final que sí se llega a conocer sin muchas veces tener en cuenta el gran esfuerzo que hay detrás.

Para finalizar, es importante mencionar, para no desconocer, que somos expertos en dejar ir a los talentos. Durante años ha sucedido, situación que no podemos seguir permitiendo, teniendo en cuenta que somos una región que va envejeciendo y que no está aprovechando la oportunidad de reconocer a los amantes de esta tierra, quienes necesitan el espacio, los escenarios, los materiales, el entrenamiento, todo y más para poder capacitarse y dejar en alto el bello nombre regional y tener el ánimo de quedarse aquí. Miremos un poco lo que tenemos aquí, primero lo nuestro, después el resto.

Related posts

Leave a Comment