Tenencia responsable

No ha pasado mucho tiempo desde que la comunidad ha empezado a comprender la frase “tenencia responsable”. Es más, anteriormente el tener mascotas significaba adquirir animales domésticos y ni siquiera preocuparse de sus vacunas, enfermedades o si algún día era decisión de la familia, abandonarlos en la calle. Pues bien, resultado de aquello es que, por ejemplo, hoy Coyhaique cuenta con gran cantidad de canes y gatos abandonados, que al no haber sido esterilizados en su momento, han continuado con su proceso reproductivo y así llegando posteriormente a adueñarse de diferentes espacios públicos como la plaza de armas, etc. Sin olvidar que las actitudes adquiridas en sus nuevas vidas -centrándonos en los perros- también les produjo estados de rabia, ataques y más; situación que se vive en muchas otras comunas del país también, pues tampoco es que seamos pioneros en esto.

Hoy, hablar de tenencia responsable es diferente, hoy no podemos seguir al margen de la Ley. Hay ordenanzas y oficinas especializadas instaladas en los municipios, por ejemplo, ya que el tema realmente empezó a salirse de control, lo que no solo generaba peligro para las personas, debido a mordeduras u otros ataques, sino que también por la propagación de enfermedades. Todos recordamos que fue el ataque de un can callejero hacia una niña lo que detonó que la justicia se pronuncie respecto a la protección de los coyhaiquinos frente a esta problemática, situación que empezó a ser regulada con la instalación de un canil, sin embargo, no solo el problema debe ser resuelto por el municipio, ya que la responsabilidad de tener mascotas debe ser un compromiso de las personas para cuidar aquellas mascotas y así también mantener un resguardo respecto del comportamiento animal hacia los demás. En ese sentido, terrible fue lo que le ocurrió a un adulto mayor hace unos días, quien perdió un dedo de la mano izquierda tras ser atacado por perros que sí tenían dueño; lo que entonces nos dice que la responsabilidad no solo debe ser de las autoridades, sino que, compartida, porque la decisión de tener mascotas debe ser relevante y tomarse a consciencia que un animal de compañía vivirá con nosotros aproximadamente más de 15 años.  

Related posts

Leave a Comment