Hacia un Centro de Innovación del Mar en Aysén

Cristian Mattar Bader/Académico Departamento Ciencias Naturales y TecnologíaDirector Laboratorio Geociencias Universidad de Aysén

Dentro de los actuales procesos de producción marina existe un alto consumo de combustibles fósiles (debido a la instalación de estructuras productivas flotantes), los que, en algunos casos, pueden generar riesgos de derrame en su transporte, además de elementos flotadores que se mantienen a la deriva. Por otra parte, los eventos climáticos extremos (muy propios de la región) propician las condiciones ambientales para floración de algas nocivas. ¿Cómo se puede enfrentar un escenario marino futuro que actualmente es el pilar fundamental de la economía local en la región?

La Universidad de Aysén ya comenzó a trabajar en una visión holística, integrando para ello a los principales actores, a través de un encuentro de gran convocatoria realizado en la Uaysén, con el fin de desarrollar un núcleo de trabajo que permita satisfacer las actuales necesidades que existen en los sistemas productivos marinos y de esta manera, generar nuevas líneas de desarrollo. De hecho, el desarrollo de un centro de innovación focalizado en transferir conocimiento hacia todos los actores que desarrollan sus actividades en el mar es una interesante alternativa que permite un atajo tecnológico con un fuerte impacto en innovación social. Este núcleo no se concibe, sin embargo, como una imprenta de papers científicos que solo unos pocos pueden comprender, muy por el contrario, esta plataforma de innovación nace de la propia necesidad de los actores del mar territorial para transformar sus problemas en oportunidades productivas reales y sustentables para la región. En este contexto, la Universidad de Aysén ya se encuentra trabajando en diversos proyectos tales como el Proyecto FIC 2018 denominado “Acuicultura Multitrófica”, cuyo objetivo es presentar una nueva forma de producción acuícola conjunta en la que participarán pescadores artesanales de Islas Huichas, la Asociación de la Industria del Salmón y la empresa Salmones Blumar. Por otra parte, en el marco del proyecto Fondecyt-Regular de Conicyt que se ejecuta desde el Laboratorio de Geociencias, se instalará la primera torre de medición del potencial energético marino en la localidad de Raúl Marín Balmaceda y cuyos resultados irán en directo beneficio de sus habitantes. Por otra parte, hace unas semanas atrás, la universidad contribuyó en la limpieza de las playas cercanas al Parque Nacional Corcovado, utilizando para ello, tecnología de drones que permitieron cuantificar la basura existente en cada playa, en una acción conjunta con pescadores artesanales de la zona, la Secretaria Regional Ministerial de Medio Ambiente, Salmon Chile AG y el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca).

Todas estas acciones comienzan a crear las bases para una plataforma de innovación donde la Universidad de Aysén podrá contribuir con un férreo compromiso en potenciar los sistemas socio-productivos marinos de la región, que necesitan con urgencia, nuevas tecnologías para ayudar a los tomadores de decisiones en la resolución de problemas cotidianos prácticos con gran impacto social, económico y ambiental. 

Related posts

Leave a Comment