Diferencias entre municipio de Coyhaique y empresa constructora no permite entregar las obras de la Plaza Angol

A fines de septiembre del 2018, el municipio de Coyhaique realizó una inspección del avance en las obras de remodelación de la Plaza Angol, oportunidad en la que los vecinos del sector Corvi, el equipo del Serviu Aysén, la junta de vecinos y la empresa a cargo de la obra, se mostraban optimistas y confiados del buen término de este proyecto e incluso, el propio alcalde Alejandro Huala declaró que los trabajos finalizarían en diciembre del mismo año.

Estamos a mediados de enero y vemos que la plaza parece estar finalizada, pero aún permanece cercada, sus juegos embalados y deteriorándose por el no uso y abandono de sus instalaciones, esto debido a que desde la inspección técnica de la Dirección de Obras de la Municipalidad se rechazó la calidad de los juegos adquiridos por la constructora, algo que para el dueño de la empresa RECFI E.I.R.L,  Rubén Recabal, es cuestionable.

“Se estimó por parte de la inspección municipal que los juegos son de muy baja calidad, por lo cual no se autoriza el término de la obra, pero las especificaciones técnicas solamente hablan de un modelo, un tipo de marca, en este caso, Fahneu, o juego similar o de superior calidad. No indica nada más, lo que se entiende es que puede ser homologable. En cuanto al concepto de mejor calidad, considero que también es cuestionable, porque no hay un parámetro de estándar de calidad, entonces esto me parece una decisión de carácter más antojadiza y arbitraria, no existiendo un criterio técnico para el rechazo de estas partidas”, señaló.

Esta situación fue planteada al municipio, obteniendo respuesta por parte del alcalde subrogante, Orlando Alvarado, quien ratificó esta situación y explicó que están en la búsqueda una solución consensuada. “Nosotros estamos viendo la posibilidad de llegar a algún acuerdo con la empresa, con la intención de seguir avanzando y así evitar una judicialización de esto, lo que retrasaría aún más la entrega de esta obra”.

Por otro lado, el constructor se refirió al perjuicio que ha significado este rechazo y las posibilidades de destrabar estas diferencias. “Desde el municipio me informaron que tengo la posibilidad de solicitar que se realice una reevaluación de los juegos y que no se me apliquen las multas, porque en este momento llevo como 8 millones por ese concepto y estoy propenso a que se cobre la boleta de garantía, más otro monto retenido, lo que significa un perjuicio de unos 60 millones de pesos para mi empresa”, detalló.  

Finalmente, desde la constructora indicaron que la plaza está terminada desde el 7 de diciembre, siendo rechazada solo por la diferencia en los juegos adquiridos.

Related posts

Leave a Comment