Caso Carmen Montiel: Fiscalía busca la pena máxima por el delito de femicidio para el imputado

Desde la defensa señalan que su defendido es inocente y el verdadero culpable está libre.

Por Alberto Rain

Pasadas las 8:30 del martes 15 de enero, se dio inicio a la primera jornada de juicio oral en la sala única del Tribunal Oral en lo Penal de Coyhaique, donde estuvo presente el imputado Jaime Armando Álvarez Chávez, quien era cónyuge de la víctima Carmen Montiel.

Las pruebas

Desde el Ministerio Público han calificado este caso como uno de los más complejos que ha tenido la reforma procesal penal, dado que los hechos ocurrieron en el mes de julio del año 2012, oportunidad donde la víctima de 46 años fue encontrada al interior de su vivienda sin vida y sin rastro de haber sido forzada la puerta de acceso. Luego de 6 años, el 3 de julio del 2018 se logró la detención del único imputado de este caso, Álvarez Chávez, ex pareja de Carmen Montiel, oportunidad donde la fiscalía reunió los antecedentes para dar continuidad a este caso.

“Hemos reunido los antecedentes suficientes que nos han permitido fundar una acusación respecto del acusado, que es su marido. Esta prueba se está llevando a cabo durante la etapa del juicio oral, por lo tanto estamos muy confiados que esta prueba tendrá las características suficientes para lograr la convicción con la teoría del acusado”, dijo Luis Contreras Alfaro, fiscal del caso, agregando que “el juicio tiene varias complejidades, una de ellas es que por las fechas que se comete el hecho, que es el año 2012, muchos de los testigos ya no trabajan acá, algunos de ellos se encuentran en el extranjero, razón por la cual se solicitó declaraciones vía videoconferencia desde el consulado de Chile en Quito, Ecuador, respecto de uno de los testigos. Otras personas declararán desde varias partes de Chile y probablemente este juicio tendrá una extensión diferente a otros casos”.

Luis Contreras Alfaro, fiscal que lleva adelante la investigación, se refirió al fundamento de las pruebas que se presentan en este caso macabro de femicidio ocurrido en la ciudad de Puerto Aysén.

“La libertad de prueba que existe en el sistema procesal penal implica que no existe una prueba que tenga más valor que otra, por lo tanto la prueba indiciaria tiene el mismo valor que una prueba directa. En casos en los cuales la víctima y los imputados son los únicos que están presentes en el momento y lugar donde ocurre un hecho, como es el caso de un femicidio o en el caso de los delitos sexuales, no se puede desde el punto de vista lógico pedir mayores pruebas, que aquellas que se derivan de la propia naturaleza del ilícito, y es por eso que evidentemente en casos como estos, la construcción de la prueba se basa en indicios o a partir de hechos que se refieren a presunciones de hechos que ya están insertos en la causa”.

El ADN

En el lugar de los hechos se levantó en su oportunidad una muestra de ADN que a la fecha no se sabe a ciencia cierta a quien pertenece, muestra que fue desechada por parte de los peritos, información corroborada por el Ministerio Público y repudiada por la defensa, quien manifiesta que Álvarez Chávez es inocente.

“En el lugar de los hechos se levantaron muestras que tenían contenidos de ADN, sin embargo, después de varios años de trabajar respecto de esas pruebas y de múltiples diligencias que se hicieron por parte de la Brigada de Homicidios de la PDI, esas pruebas finalmente fueron desechadas, porque fueron levantadas meses después de haber ocurrido los hechos en el sitio del suceso”, manifestó el fiscal Contreras.

El abogado defensor de Jaime Álvarez Chávez, Fernando Acuña, dijo que “las pruebas indiciarias son elementos para generar una presunción, pero aquí tenemos sangre de un autor presente en el sitio del suceso, ese autor no sabemos quién es, pero no es Jaime, es otra persona de sexo masculino que tiene su sangre mezclada con la sangre de la víctima. Existen prendas que fueron encontradas también abandonadas con sangre de la víctima, y además tenemos equipos policiales que han actuado con una lenidad absoluta, ya que ni siquiera se levantó la evidencia de los cuchillos que estaban en la casa, para efecto si alguno de ellos habría actuado como arma homicida”.

Presunción de inocencia

Fernando Acuña, abogado defensor de Jaime Álvarez Chávez, fue enfático en señalar que su defendido es inocente y que ha estado injustamente privado de libertad, y puede quedar impune por estos hechos que se le imputan.

“Él es inocente, efectivamente, él ni siquiera necesita demostrarlo. Durante todos estos años no se ha logrado ni siquiera levantar una sospecha, no hay ninguna evidencia material que lo sitúe en el sitio del suceso. La sangre acusa a otras personas y evidentemente Jaime es una persona inocente. Este hombre lleva preso más de seis meses y lo más probable es que sea absuelto”, concluyó el abogado defensor Fernando Acuña.

Prevención

Desde el SernaeEG, junto con repudiar estos hechos delictuales, invitaron a la comunidad a denunciar los hechos de violencia de género en las policías, ya sea Carabineros o la PDI, o bien al fono denuncia.

“1455 es el nuevo número más fácil de recordar, invitamos a llamar a los testigos de algún hecho de violencia de género, a las víctimas, ya que al más mínimo indicio se puede realizar la denuncia, porque esto va en escalada y así estaríamos evitando estos hechos de violencia extrema como son los femicidios”.

Finalmente cabe señalar que las sesiones en la sala única del Tribunal Oral en lo Penal continuarán durante esta semana, en algunas ocasiones en doble jornada, dado a la gran cantidad de testigos y videoconferencias que se realizarán. Cabe destacar que desde el Ministerio Público esperan que el tribunal entregue la máxima pena, que va desde los 15 años y un día hasta el presidio perpetuo en su grado máximo.

Related posts

Leave a Comment