El delito de ingreso clandestino

Comisario Richard Biernay Arriagada  Jefe del Departamento de Extranjería y Policía Internacional Coyhaique.

El Decreto Ley 1.094, que establece normas de extranjería en nuestro país, señala en su artículo 69: “los extranjeros que ingresen al país o intenten egresar de él clandestinamente, serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado máximo. Si lo hicieren por lugares no habilitados, la pena será de presidio menor en sus grados mínimo a máximo. Si entraren al país existiendo a su respecto, causales de impedimento o prohibición de ingreso, serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su grado mínimo. Una vez cumplida la pena impuesta en los casos precedentemente señalados, los extranjeros serán expulsados del territorio nacional”.

La reforma publicada el 8 de abril de 2011 al Código Penal chileno, introduce el artículo 411 bis, a saber: “el que con ánimo de lucro facilite o promueva la entrada ilegal al país de una persona que no sea nacional o residente, será castigado con reclusión menor en su grado medio a máximo y multa de cincuenta a cien unidades tributarias mensuales”. Por tanto, quienes inducen o son cómplices o encubren al autor del delito de ingreso clandestino están facilitando la entrada ilegal, y por consiguiente se les aplicará la pena del delito de tráfico de migrantes del Código penal.

Importante resulta señalar que, una vez cumplida la pena impuesta en los tres casos anteriores, los extranjeros serán expulsados del territorio nacional. Lo anterior, si se analiza en conjunto con la Ley Nº 20.603 que modificó la Ley Nº 18.216, que establece medidas alternativas a las penas privativas o restrictivas de libertad, publicada el año 2012. En el Artículo 34°, inciso 3º, señala “el condenado extranjero al que se le aplicare la pena de expulsión no podrá regresar al territorio nacional en un plazo de diez años, contado desde la fecha de la sustitución de la pena”. Por lo tanto, además de ser expulsado del territorio nacional, será sancionado con una prohibición de entrada.

Las sanciones administrativas -en el Código Penal chileno- se encuentran establecidas en los artículos 20° y 501°. Ambas normas fueron tomadas del Código Penal español de 1848 y señalan dos puntos básicos: en primer lugar, que las sanciones administrativas ya sean disciplinarias o gubernativas, no se consideran penas y, por tanto, se debe entender que las conductas que castigan no son delitos para efectos de dicho Código; así como, además, que las autoridades administrativas no pueden establecer mayores penas que las previstas en dicho Código, salvo que una ley expresamente lo establezca.

El Gobierno de Chile, a través de las Gobernaciones Provinciales, otorgó la facilidad a los extranjeros que ingresaron a Chile en forma clandestina, hasta antes del día 08 de abril de 2018, para regularizar su situación, teniendo como plazo único para ello entre el 23 de abril hasta el 23 de mayo de ese año. Lo anterior, enmarcado dentro del Proceso de Regularización Extraordinario de Migrantes.

En nuestra región, durante el año 2018, el Departamento de Extranjería y Policía Internacional Coyhaique registró 9 casos de extranjeros que ingresaron clandestinamente al territorio nacional. En lo que va de este 2019, 2 son los casos que han sido denunciados a la Autoridad Administrativa Regional por este tipo de delito.

                           “Por una migración segura y responsable”

Related posts

Leave a Comment