Educando se aborda el problema

La tenencia responsable de mascotas no es una moda y mucho menos, lo que conlleva: un problema pasajero, pues aunque no se le haya tomado el peso correspondiente, al menos en las ciudades más  pobladas de nuestra región, el no ser conscientes de la responsabilidad con los animales se ha convertido en algo complicado, que ahora sabemos, se ha escapado de las manos de la propia comunidad y sus autoridades más cercanas.

Todos recordamos el episodio entre el municipio coyhaiquino y la Corte de Apelaciones, que derivó  en contar hoy con un canil municipal, que junto a nuevas políticas  instaló  el tema de la tenencia, pero que quizás  fue mal entendido por las personas, creyendo muchos que es solo responsabilidad de la autoridad municipal hacerse cargo  de instancias problemáticas  que  nacen a partir de la falta de responsabilidad al momento de elegir tener una mascota, como por ejemplo, el hecho de la superpoblación  canina en la ciudad y el campo, lo que conlleva a otras  preocupantes instancias como hidatidosis, ataque a otros animales, mordeduras a personas, etc.

En torno a este tema, conocimos que dos agrupaciones ligadas a la protección  de los animales, se han adjudicado fondos para promover precisamente  la tenencia responsable, pues se ha entendido que la participación  ciudadana en este aspecto es  muy importante para ayudar a instalar con más  fuerza la necesidad de hacer frente  al problema y educar a nuevas generaciones sensibilizadas con la responsabilidad para que esto sea un tema aprendido y no una dificultad a la cual buscarle solución constante. Son importantes entonces estas alianzas público privadas que se forman sin fines de lucro con el simple hecho de colaborar y dejar un positivo mensaje que ayude, proponga y de forma activa, contribuya a la educación que tanta falta le hace a la comunidad respecto a la tenencia responsable.

Related posts

Leave a Comment