Pasarela colgante del Parque Nacional Queulat está nuevamente operativa

Ya  se encuentra operativa la pasarela colgante del Parque Nacional Queulat, luego que tras un trabajo coordinado entre la Dirección Regional y la Gerencia de Áreas Silvestres Protegidas de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), se licitó y adjudicó el trabajo de mejoramiento y reconstrucción de ella.

Así lo ratificó la jefa de áreas silvestres protegidas de CONAF Región de Aysén, Loreto Pedrasa, quien recalcó que esta buena noticia se debió a que “tras los esfuerzos realizados en la región y también de oficina central, el contratista seleccionado pudo entregar esta pasarela antes del tiempo previsto, lo que nos permite oficializar que la pasarela está operativa”.

Cabe señalar que el sendero a Laguna Témpanos, de 600 metros de largo, se encuentra cruzando el río Ventisquero por esta pasarela colgante, accediendo a un sector donde se pueden observar los diferentes niveles de las aguas, producto de la dinámica glacial. En este lugar es posible realizar paseos en bote a motor, teniendo una excelente vista hacia el ventisquero Colgante.

Además, está el sendero de montaña La Morrena, de 3.200 metros de largo, que atraviesa el bosque siempreverde del lugar, ascendiendo al glaciar, lo que permite acceder a hermosas vistas panorámicas. Al final del recorrido es posible observar todo el valle, desde el ventisquero Colgante hasta la desembocadura del río Ventisquero en el seno Queulat.

Uno de los aspectos que destacó Loreto Pedrasa es que “con esto se habilitan los senderos que dan acceso a la laguna Témpano y al mirador La Morrena. Los senderos no están con problemas hasta el momento pero hay rocas, por lo tanto hay algunos desvíos, pero no hay riesgo para los visitantes, por lo cual este parque vuelve a su ritmo normal, y el trabajo además de los guardaparques sigue operativo”

Finalmente, hacia el sur del parque, en el sector Portezuelo, existen los senderos “Salto del Padre García”, que se inicia en el Camino Austral  y luego de descender unos 150 metros, se accede a la base de esta hermosa caída de agua, y el sendero al nacimiento del río Cascada, de 1.700 metros, que atraviesa el bosque siempreverde, continuando por sobre el límite vegetacional y cruzando varios arroyos, hasta llegar a una  laguna con abundantes témpanos.

Cabe destacar que en este parque nacional se encuentran dos regiones ecológicas, la de los “Bosques Andinos Patagónicos” y la del  “Bosque Siempreverde y Turberas”. Además, es el hábitat de diversas especies de fauna, siendo  las aves  las más abundantes, destacando el carpintero negro (Campephilus magellanicus), cóndor (Vultur griphus), cachaña (Enicognathus ferrugineus), chucao (Scelorchilus rubecula) y huet-huet (Pteroptochos tarnii).

Related posts

Leave a Comment