Hace más de 10 años que reclaman: Funcionarias de Farmacia de Urgencias realizaron manifestación solicitando mejores condiciones laborales

 

*Hacinamiento y apoyo en los turnos fueron los principales reclamos, además de señalarse que dicha farmacia no cuenta con autorización sanitaria.

Durante la mañana de ayer, con el respaldo de la Asociación de Técnicos Paramédicos de la región de Aysén, las cuatro funcionarias de la farmacia de la unidad de urgencias del Hospital Regional Coyhaique, realizaron una manifestación en el hall de atención para dar a conocer las problemáticas que por más de 10 años han indicado a la dirección del principal recinto asistencial sin obtener positivos resultados.

Armando Gacitúa, en su calidad de presidente de la asociación, señaló a los medios de comunicación y personas presentes en el lugar, que se organizó esta manifestación con el fin de dar a conocer atropellos a los derechos de las trabajadoras de la farmacia de urgencias. “Después de muchas solicitudes a la Dirección del Servicio de Salud Aysén, sí también a la Dirección del HRC, por las malas condiciones de trabajo y falta de voluntad para dar solución de apoyo laboral a técnicos paramédicos de la unidad de urgencias, es que denunciamos lo que a las funcionarias les aqueja”, partió explicando el dirigente.

Pliego de reclamos

En la manifestación, donde las funcionarias mantuvieron durante media jornada la farmacia totalmente cerrada para la atención de público, se indicaron las diferentes solicitudes que por más de diez años se han dado a conocer a las diferentes jefaturas, donde destacan las condiciones de  hacinamiento en que se encuentran trabajando las funcionarias, teniendo en cuenta que el espacio es demasiado pequeño y está totalmente ocupado por estantes con medicamentos, siendo un total peligro ante emergencias, además del cumplimiento de 12 horas laborales que llevan en un mismo lugar. “Se llevan diez años solicitando mejoras al espacio”, agregó Gacitúa.

Como segunda solicitud, se resaltó que desde la dirección no existe voluntad para establecer un apoyo en cuarto turno “por demanda asistencial. La dirección indica que la atención de pacientes no ha aumentado, lo cual nos parece increíble”, señaló el dirigente, agregando que como tercer reclamo tienen que las medidas de seguridad en la farmacia de urgencias no existen, resaltando que no cuenta con la autorización sanitaria para su funcionamiento, lo cual se ha fiscalizado el viernes recién pasado por la Seremi de Salud, “esto ha funcionado por más de 12 años así, los técnicos paramédicos deben transitar todos los turnos de noche durante la madrugada en busca de medicamentos a farmacia central, con los riesgos que esto significa, debiendo dejar la farmacia de urgencias cerrada porque no existe otro técnico que dé continuidad a la atención, mientras regresan con el medicamento indicado con el consiguiente malestar y muchas veces insultos de quienes esperan sus recetas sean despachadas”, se informó desde la asociación de técnicos paramédicos de la región de Aysén, donde además se indicó que los medicamentos al estar en un espacio tan pequeño y con calefacción para las funcionarias, pueden ser adulterados debido a que deben preservarse a una temperatura adecuada.

Por otro lado también las funcionarias exigieron dar inicio a la campaña de invierno lo más pronto posible “la cual nos dicen que comienza en agosto, siendo que el ministro de Salud, Emilio Santelices la inauguró durante su visita a la región hace unas cuantas semanas”, señalaron, sumando a sus reclamos, que se necesita la contratación de un refuerzo por turno, “un segundo cuarto turno una vez resuelta la condición de infraestructura de este servicio y la respectiva autorización sanitaria para su respectivo funcionamiento. Cambiar dependencia de jefatura a urgencias, destinando a un químico farmacéutico exclusivo para esta farmacia como así lo estipula la norma”, enfatizó el dirigente de la asociación.

Alejandra Gamboa, es una de las 4 funcionarias de la farmacia de urgencias y en conversación con nuestro medio de comunicación indicó que “siempre hemos solicitado un apoyo permanente para nosotras porque la asistencia de público a la urgencia es alta y nosotras de noche también nos encargamos de la farmacia de hospitalizados, entonces hay que dejar acá prácticamente cerrado, abandonado para ir a buscar medicamentos de otras unidades…ustedes ven el hacinamiento en que estamos, apenas y nos podemos dar vuelta en esa pequeña área, los medicamentos están en malas condiciones porque están al lado de un radiador que no podemos apagar porque es nuestra única calefacción, no contamos con autorización sanitaria…”, comentó la técnico paramédico.

Finalmente, en la oportunidad también se destacó que todas las farmacias instaladas en los diferentes dispositivos de salud de la región tienen mejores condiciones de las que se mantienen en la farmacia de urgencias del hospital, con un solo funcionario y en un espacio tan reducido.

Cabe destacar que la manifestación culminó por la tarde, tras sostener una reunión con Dirección, donde se indicó que la próxima semana se iniciará con la ampliación del servicio y posteriormente se contratará a una persona más que acompañe en los turnos.

 

 

Related posts

Leave a Comment