Rectora de la UAysén: “Cuando la olla a presión está demasiado pesada hay que destaparla y eso dice que en algo ha fallado el sistema universitario”

*María Teresa Marshall conversó con el Diario de Aysén respecto del actual movimiento feminista universitario contra el acoso, violencia de género y la educación sexista en el país.

Hace algunas semanas se vienen realizando una serie de manifestaciones por parte de estudiantes universitarias, quienes han alzado la voz frente al acoso, el abuso, la violencia de género y educación sexista, situaciones que ocurren en los salones de clases y muchas veces son dirigidas por los propios docentes a través de comentarios, “bromas” e insinuaciones. Hasta el momento hay 17 universidades tomadas por este movimiento feminista y hace poco se desarrolló una marcha donde miles de jóvenes han exigido poner fin a la violencia. Es por ello que El Diario de Aysén entrevistó a la rectora de la Universidad de Aysén, María Teresa Marshall para conocer su opinión sobre esta realidad que viene tomando cada vez más fuerza, además teniendo en cuenta que es la única mujer que integra el Consejo de Rectores de las Universidades Chilena, CRUCH.

Rectora, ¿Qué opina sobre esta potente voz que se ha despertado en Chile?

-“Es una lástima que un tema tan permanente e instalado en la sociedad chilena desde hace más de 20 años sobre igualdad de derechos, derechos de la mujer, sobre políticas antiviolencia, etc. en las universidades no se haya acogido el tema, ni conversado en la profundidad que supone en una institución académica y universitaria; y eso habla mal de nosotros como universidad y creo que ese es el problema, que hayamos estado ajenos a un tema que instala la sociedad, la igualdad entre hombres y mujeres. A mí me entristece porque creo que las universidades tenemos que ser mucho más abiertas de lo que pasa en la sociedad y cómo nos vamos renovando y proyectando el quehacer académico. Tenemos cerca de un cuarto de siglo de creación del Sernam y que ahora revienten las universidades es porque estuvo tapada la olla a presión. Entonces…es triste, al final encuentro que uno tiene que agradecer al movimiento de estas jóvenes, estas niñas que además tienen 20 años y nacieron en la cultura de igualdad de derechos entre hombres y mujeres, y que tengan que ellas interpelar al sistema universitario por no haber sido capaz de abordar esto, es una pena porque encuentro que las universidades hemos estado quizás preocupadas de muchas otras temáticas…a través del Consejo Rector y de las universidades regionales se comenzó a trabajar este tema pero de una forma marginal, cuando son temas que afectan al 100%, porque tanto el que abusa no permite el desarrollo del otro género y así estamos deteriorando la convivencia social y académica y eso darnos cuenta tan dramáticamente por una movilización masiva de las jóvenes…nos dice que es tarde”.

Hay personas que encuentran una exageración o sin sentido estas manifestaciones ¿Qué piensa al respecto de este reflejo de la sociedad?

-“Las mujeres se fueron haciendo un espacio en el ámbito académico, fueron empujando sus espacios, ya que no se nos han regalado los espacios y ha habido que afirmarse frente a ese comentario machista donde se te daba a entender como que tu profesión no vale, como que tus sueños son secundarios…es triste, y uno no puede decir que todo el sistema universitario tiene esta visión tan machista y yo sé de universidades que han tenido estas situaciones y han tomado decisiones muy drásticas y tempranas, siendo elogiables, pero la tendencia es “¡ay!, ojalá que pase, no es para tanto”, y eso creo que hoy puede ser un comentario de discriminación de mujeres y mañana una sociedad que va cambiando hará un comentario racista en contra de los inmigrantes y no vamos a estar a la altura y creo que eso es una reflexión hacia las universidades porque estamos obligadas a anticiparnos a los grandes conflictos humanos por lo menos, está para pensar, reflexionar y para también escuchar lo que pasa afuera y adentro. A mí por una parte me da hasta gusto que el tema se destape, ojalá se hubiera podido destapar de una forma más de diálogo, de lo que es el mundo universitario pero al parecer cuando la olla a presión está demasiado pesada hay que destaparla y eso habla de que en algo ha fallado el sistema universitario porque esto se da en la relación día a día, donde hay que ampliar la visión de género porque en cada área que se incluyen a mujeres, las profesiones ganan, eso se ve en todas partes, entonces se debe promover que las mujeres tengan posiciones de poder, la visión de hombres y mujeres frente a un mismo tema es distinta, y eso enriquece”.

En el CRUCH solo hay una mujer rectora que viene a ser Ud. ¿Incluyendo a más mujeres autoridades universitarias, la forma de abordar este tema tendría más fuerza?

-“De todas maneras, creo que claramente donde hay más paridad, enriquece porque hoy día lo monotemático, lo lineal no ayuda. Si uno ve por ejemplo el parlamento que tenemos hoy día versus el que había 50 años atrás, hoy se están colocando temas distintos, violencia, inclusión, vivienda, adulto mayor, etc. la mayoría han sido colocados por mujeres y eso ha enriquecido a la sociedad, porque la sociedad no es de hombres, sino de hombres y mujeres, y a futuro tendremos además distintas culturas”.

¿Cómo está preparada ante este tema la Universidad de Aysén?

-“Bueno, nosotros estamos trabajando un protocolo y esperamos tenerlo elaborado dentro de dos meses porque no es tan simple, hay que ver todos los temas, no solamente los fundamentos, sino básicamente los procedimientos para…qué pasa si…dónde se aborda, quién se hace cargo, etc. pero a partir de hoy también he pedido a los jefes de carrera que el tema se empiece a conversar con los estudiantes  de manera que en una carrera de Agronomía, Trabajo Social, Obstetricia, donde hay hombres y mujeres empiecen a reconocerse como iguales, donde ser matrona es tan valioso como ser matrón,…y que eso sea un tema de conversación, que no haya temor de mencionarlo de tal modo que si alguien me trata mal, se va a tener la confianza de decirlo”.

Finalmente rectora, de ocurrir algún caso mañana en la universidad ¿Cómo se procedería teniendo en cuenta que aún no está elaborado el protocolo?

-“Bueno nosotros tenemos algunas bases de protocolos que tienen otras universidades y tenemos indicaciones que se enviaron desde el Ministerio de Educación al respecto. Tenemos elementos para saber qué hacer, veríamos esos protocolos rápidamente…nosotros como universidad nueva, en muchas cosas no tenemos todo resuelto; pero si se produce una situación, yo como mujer no lo podría pasar de alto y decir “no es para tanto, o espérate”; en este contexto tengo súper claro que si hay algo vamos a reaccionar de inmediato con las mejores prácticas y con la mejor asesoría para abordar de la manera más respetuosa por ambas partes porque estas situaciones son complejas”.

Related posts

Leave a Comment