Estudiar desde la Patagonia

La palabra inmigrante, hace referencia a todos aquellos que abandonan su país o región  para establecerse en otro, pero todos lo hemos sido en algún momento de nuestras vidas, migramos de hogar, de liceos, de ciudad y todo esto por mejores condiciones de vida, si bien estamos en el extremo sur de nuestro país, como una de las regiones más alejadas de las grandes ciudades, nos sentimos abandonados, tanto en grandes infraestructuras y condiciones de vida, tales como la salud que es tan fundamental.

Migrar de ciudad no es fácil, puedo dar un opinión bastante personal de aquello, las cosas son tan diferentes, el cambio es brusco, de vivir una vida completamente agitada pasas a una vida relajada, sin embargo, de lo que puedo dar crédito a esta región es la naturaleza en estado virgen que se preserva.

Para todo padre dejar ir a sus hijos no es fácil, pero si nos preguntamos qué es lo que prefieren entre dejarlos ir, para buscar un futuro o mantenerlos en la ciudad sin lograr progreso alguno más que sacar cuarto medio, la mayoría prefieren que migren hacia otras ciudades, y permanezcan ahí lo que dure la carrera que deseen estudiar.

Pero no solamente hay cosas malas por ser una región tan extrema, podemos destacar la beca Patagonia, que ha ayudado a los actuales universitarios de forma económica, que quizás sus familias no tienen las condiciones para solventar tales gastos como el alojamiento, comida, transporte y no menos importante, los pasajes para volver a nuestra región.

Vivimos en una ciudad hermosa en lo que respecta a la naturaleza que la integra, quizás tenga sus contras, donde los avances más novedosos aún no han llegado, donde la motivación es lo esencial para hacer crecer nuestra región, y que hoy gracias a las posibilidades que se están entregando para lograr salir y estudiar, solamente hay que aprovechar estas cosas, como las becas que se otorgan.

 

Daphne Navarro Díaz.

 

 

Related posts

Leave a Comment